© 2020 by Our Lady of Mount Carmel, San Ysidro. All rights reserved

Del escritorio del Padre José Castillo

Queridas Hermanas y Hermanos en Jesucristo,

 

Con esa dinámica de contraste, la teología de San Juan de este pasaje, emblemático a todas luces, propone una religión nueva y un culto nuevo: el culto en Espíritu y verdad. El Espíritu dará a conocer cuál es el culto que tiene sentido: el conocer a Dios y El adorarlo como Padre. Pero los judíos y los samaritanos no adoran precisamente a un Dios como Padre, sino a un dios que ellos mismos se han creado a su modo y manera; el dios que justifica sus odios y rencores. Esa religión, que muchas veces sigue siendo la dinámica de nuestras religiones actuales es un contra -Dios y anti-evangelio.

Hoy, pues, también podemos aprender mucho desde el punto de vista ecuménico en la celebración de la eucaristía con este evangelio de San Juan. Ese no pasar de lejos por el terreno, por el mundo o la vida de los malditos; ese pedir para dar y ofrecer en nombre del Dios vivo la felicidad y la vida verdadera… es lo propio de la “religión” de Cristo. Son muchos los desafíos que esta narración evangélica nos sugiere. El relato nos muestra a un Jesús que en este caso no es un simple judío, sino El Logos de Dios, que habla y dialoga con una mujer (que representa a un pueblo con sus influencias sincretistas, pero al fin y al cabo una mujer)… que descubre algo nuevo que viene de Dios. Y entonces todo cambia… se dejan de lado historias pasadas, reglas que atan el corazón y el alma de la gente religiosa… y hacen posible descubrir a Dios como Padre. Te pido que te preguntes: ¿Te dejas guiar por El Espíritu Santo para adorar a Dios en Espíritu y en verdad?

 

Nota: Mi cumpleaños es el próximo 19 de Marzo. Gracias por sus oraciones. Y si me piensan dar un regalito, les pido que me lo den en efectivo, para dar la cuota de entrada para comprar mi carrito en Colombia, en donde lo necesitare para movilizarme. Colóquenlo en un sobre. Padre José Castillo. Gracias.