Mensaje del Diácono Tim Schulz

"La Perla de Gran Valor"

 

En la lectura del Libro de los Reyes, Dios se le aparece al Rey Salomón en un sueño y le dice: "Pídeme algo y te lo daré". ¿Te imaginas si estuvieras en esa posición? ¿Qué le pediríamos a Dios? Dependiendo de cuáles sean nuestras necesidades o deseos, podríamos pedir salud para otros, suficiente dinero para nuestras familias, seguridad para aquellos en ocupaciones peligrosas, etc. Esta era la oportunidad de su vida si el Rey Salomón se hubiera centrado en cosas mundanas, riquezas materiales; pero no era egoísta y codicioso. No, esta oportunidad fue un tesoro encontrado, una perla de gran valor para él; porque fue una oportunidad para mostrar su amor por Dios al servir al pueblo de Israel y Judá, como un Rey sabio y generoso.

En la segunda lectura, San Pablo les dice a los Romanos: "Ya sabemos que todo contribuye para bien de los que aman a Dios". ¿Qué es lo que nos dice san Pablo en este pasaje? Parece que nos está diciendo que nos enfoquemos en Dios, que busquemos a Dios, así como el Comerciante en el Evangelio buscó la perla. ¿Estamos dispuestos a renunciar todo para encontrar el tesoro, que en realidad es el Reino de Dios? Si estamos dispuestos, significa hacer Jesus el centro de nuestras vidas.

 

Las dos primeras parábolas en el Evangelio de Mateo muestran cuán importante es esa búsqueda que no lleva al Reino de los cielos y la salvación eterna. Nos enseñan que debemos poner todo lo que valoramos al servicio de la búsqueda del Reino de Dios. Jesús creía en la capacidad de las personas para comprender las parábolas. Las parábolas fueron contadas de una manera de que, si tomaba el tiempo la gente, si enfocaban en ellas, podrían relacionarse con las parábolas. En su tiempo no había biblias y la mayoría de las personas eran analfabetas. La forma en que aprendieron las Escrituras fue por un rabino, una persona instruida que les contaba historias.

 

En la sociedad moderna tenemos la oportunidad de leer y comprender la Palabra de Dios no solo sumergiéndonos en la Biblia, sino que tenemos acceso a las enseñanzas sagradas y los escritos de personas Santas que dedicaron sus vidas a buscar el tesoro y cultivar una relación con Dios. Los Santos escucharon las palabras de Jesús: "El que tiene ojos debe ver, y el que tiene oídos debe oír".

 

Entonces este Evangelio nos pide que abramos nuestros ojos y nuestros oídos al Reino de Dios. Jesús nos pide que lo busquemos, lo busquemos en las escrituras y en nuestra vida diaria; tal vez incluso dentro de nuestros propios corazones. Jesús quiere que lo busquemos, buscando oportunidades para amarlo; no solo a través de la oración y la adoración, sino también a través del servicio a los necesitados. Encontraremos un verdadero tesoro cuando demos de nosotros mismos por el bien de los demás.

 

En las últimas semanas hemos escuchado una serie de parábolas de Jesús que nos ayudan a reflexionar sobre cómo debemos vivir nuestras vidas. Al reflexionar sobre las parábolas, encontrará que muchas reflejan situaciones que vivimos en nuestras vidas. Jesús creía en la capacidad de cada uno de nosotros para descubrir el significado de las parábolas; comenzando con nuestra propia búsqueda y experiencias de vida. Jesús dice: "¡Has escuchado! Ahora hay que busca la comprensión!! Paz y Bendiciones!! Diacono Tim

© 2020 by Our Lady of Mount Carmel, San Ysidro. All rights reserved